El Ateneo

Logo del Ateneo de Caracas

Logo del Ateneo de Caracas

El 8 de agosto de 1931 nace el Ateneo de Caracas desde la necesidad de generar un espacio para la creación, la concordia y la confrontación en el campo de las artes y del pensamiento. A partir de ese día se inicia la vida de esta institución como protagonista y espectadora de las grandes transformaciones del país y, al mismo tiempo, el de la cultura venezolana contemporánea, donde la mujer juega un papel fundamental en el desarrollo cultural; tan es así, que María Luisa Escobar, Anna Julia Rojas, Alicia Larralde de Ferrero, Ana Mercedes de Morales Lara, Carmen Bouza de Musche y María Teresa Castillo han sido sus conductoras consecutivamente desde su gestación.

Su experiencia y proyección es el resultado de la sumatoria y la voluntad de artistas, intelectuales y personalidades diversas, quienes por generaciones han agrupado esfuerzos en función de atender sus propias posibilidades expresivas y las han combinado a las necesidades del público y con la avidez de una ciudad.

El Ateneo de Caracas es una institución privada sin fines de lucro, es un espacio para el encuentro, para la reflexión, la discusión, la innovación de todas las formas de la expresión creadora. Es el reflejo de Caracas, de su gente, de su público, de sus artistas, de sus redes civiles, de su profunda e inacabable necesidad de encontrarse y expresarse.

Valores

Confianza, mística, alianza con los artistas, actitud abierta hacia lo nuevo y un permanente seguimiento de la realidad nacional han sido las bases sobre las que se ha levantado la institucionalidad del Ateneo de Caracas, a fin de asegurar una programación consistente y permanente y una relación dinámica con el público.

Estrategias

Éstas han sido algunas de sus principales fortalezas a lo largo de su historia:

Un gran objetivo: el público. Aumentar la demanda del público y su oferta cultural ha sido una lucha constante a fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. El público es el sentido, el objetivo principal del Ateneo de Caracas y ello incide en su disposición e interés por contar con mayor cantidad de artistas, de agrupaciones, de alianzas, contactos, eficiencia, servicios, inteligencia y capacidad de respuesta.

De la cultura, todo. Los inicios del Ateneo de Caracas están marcados por su vinculación al hecho cultural, entendido éste más allá de los límites de las llamadas bellas artes, lo que da cuenta de una gran apertura que se ha mantenido como parte de la estrategia. Su visión es siempre estar abierto a todas las manifestaciones, a los grupos culturales, a los proyectos y discursos más diversos, con el convencimiento pleno de que sólo la diversidad asegura larga vida y riqueza a cualquier proyecto de promoción cultural.

Una generación teatral digna de ejemplo Juan Carlos Gené, Ruben Rega, , Horacio Peterson, Enrique Porte, Antonio Sánchez, José Simón Escalona, Armando Gota, Ugo Ulive, Carlos Jiménez, María Teresa Castillo, José Ignacio Cabrujas

Una generación teatral digna de ejemplo
Juan Carlos Gené, Ruben Rega, , Horacio Peterson, Enrique Porte, Antonio Sánchez, José Simón Escalona, Armando Gota, Ugo Ulive, Carlos Jiménez, María Teresa Castillo, José Ignacio Cabrujas

Anuncios