Luis Becerra: Ciudad Alterada – por Douglas Monroy

Panorama

Panorama – Luis Becerra

Conocido como eminente fotógrafo de fidedignas reproducciones de obras pictóricas y tridimensionales para galerías, museos, catálogos y libros de arte de alta calidad, Luis Becerra al margen de esta compleja labor profesional no ha dejado de recorrer las calles de Caracas con su cámara fotográfica. Su labor no se ha concernido únicamente a las paredes del estudio fotográfico, por el contario, es un fotógrafo de la urbe, todo cuanto sucede en sus márgenes le concierne y le pertenece toda vez que con su lente retrata ese mosaico frenético de vidas anónimas y delirantes de sus barrios y avenidas. El paisaje, la ciudad de hormigón y los seres humanos han sido el punto central de su atención por varias décadas.

Nada parece quedar al margen de su natural curiosidad, razón por la cual desde el año 2009 da inicio a una serie de fotografías panorámicas del Ávila y su ciudad que se extiende como un cinturón a todo lo largo de su cordillera. La Caracas que nos ofrece el fotógrafo dista de los lienzos del Ávila del pintor Manuel Cabré, cuyas creaciones escenificaron los volúmenes sensuales y atmosféricos de la gran montaña que separa a Caracas del Mar Caribe. Becerra es un continuador de la tradición paisajística, un continuador de la memoria descriptiva de la ciudad. Pero son solo estos dos escasos aspectos los que le atan a la tradición, por cuanto la ciudad que nos propone el fotógrafo surge de una visión que desborda los límites del realismo, sus fotografías muestran al gran valle y su montaña inmersa en un círculo, en una especie de caleidoscopio en cuyos bordes dibujan las siluetas de los cerros y edificaciones, una gran manzana donde transcurren las vidas de los caraqueños. Becerra nos ofrece una ciudad profundamente alterada, una imagen dramática y sobrecogedora. El fotógrafo observa como un Cíclope cuya orbita solo puede ver a la ciudad en forma esférica, abriéndose y cerrándose en sí misma. Es la ciudad perdida que en su propia tragedia se le ha negado un horizonte, esta se ha transformado en una máscara, en ríspidos edificios de vidrio, en calles desoladas al atardecer, en transeúntes que evaden los huecos de sus aceras, en la ciudad buhoneril, la del poder administrativo y político de la nación pero que al mismo tiempo, es el lugar de las motos y vehículos blindados cuyos ocupantes quieren vivir en una burbuja alejados del caos y la inseguridad. Caracas es el escenario donde todo lo imposible tiene lugar y cobijo, y en medio de todo ello se alza la gran cordillera, cuyos verdes picos nos sirven de afable y bondadoso recuerdo de la añorada primavera y del paraíso perdido.

Quienes habitamos en el Valle de Caracas sabemos por experiencia lo áspero y difícil que es vivir en ella, lo complejo que es reconocernos toda vez que hemos padecido sus inmensas contradicciones, de allí que el fotógrafo nos ofrezca bajo la mirada de la lente las múltiples caras de la ciudad cuyo telón de fondo no sea sino una visión aguda y crítica de lo que somos.

Exposición Luis Becerra 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s